fbpx

Shanghái iniciaría proceso de reapertura el 1 de junio

Las autoridades de Shanghái anunciaron que están listas para comenzar el proceso de reapertura el 1 de junio. Mientras tanto, con la fabricación aún restringida, las tarifas en la ruta Transpacífico continuaron cayendo. Así, Las tarifas Asia- costa oeste de EE.UU. (USWC), disminuyeron un 18% esta semana a US$11.455/FEU y son un 28% más bajas que al comienzo del bloqueo a fines de marzo.

En tanto, información de Bloomberg, indica que las operaciones en el puerto de Shanghái se han recuperado casi por completo de los efectos del cierre de la ciudad por el COVID-19, aunque es probable que la acumulación de pedidos por interrupciones en el puerto y las fábricas cercanas continúe causando congestión en los envíos hasta bien entrado el año.

Se estima que el desempeño diario de contenedores- una medida de la actividad de movilización de carga- se ha recuperado al 95,3% del nivel normal, según un funcionario del Ministerio de Transporte de China, Li Huaqiang. En tanto, el desempeño de la carga en los principales puertos chinos entre el 1 y el 24 de mayo aumentó un 4,2 % con respecto al mismo período de abril, pero disminuyó casi un 1% en comparación con 2021, aseguró.

No obstante, los índices de movilización de carga por carretera para Shanghái fueron un 8% más bajos en las primeras tres semanas de mayo en comparación con 2021, después de una caída del 84% en abril, según G7 Connect, una empresa de gestión de flotas basada en Beijing. Esto se debería a que la escasez de conductores y vehículos sigue obstaculizando la entrega de bienes desde y hacia el puerto.

Carga acumulada

Un motivo de preocupación mayor según Drewry es la acumulación de 260.000 TEUs que no se enviaron desde Shanghái en abril debido al confinamiento, por lo que el repunte tendrá un efecto de “látigo” en las cadenas de suministro.

“Los cierres de China están afectando a un sistema global de distribución de contenedores que ya está muy estresado y enfrenta una capacidad reducida debido a la congestión generalizada”, observó la consultora en un informe reciente.

Agrega que “Incluso si los bloqueos terminaran hoy, la previsibilidad y la capacidad del sistema de distribución de contenedores se verían comprometidas durante la temporada alta de verano [septentrional]”. Por supuesto todo el poanorama está siendo observado atentamente en la Costa Oeste de EE.UU. (USWC).

Al otro lado del océano  

Según Freightos Baltic Index, la industria en su mayor parte espera que la demanda reprimida genere un aumento de las exportaciones marítimas hacia puertos de destino como Los Ángeles-Long Beach (LA-LB) cuando se recupere el ritmo fabricación en Shanghái. Con alrededor de 30 buques actualmente esperando un sitio de atraque, los niveles de congestión en LA-LB, aunque muy por debajo de los observados a principios de año, ya son significativos.

Sin embargo, las autoridades de los puertos de EE.UU. tienen la esperanza de que las lecciones aprendidas y los ajustes realizados en los últimos dos años hagan que esta próxima ola sea menos disruptiva.

Freightos indica que se ha adelantado al respecto que los puertos de LA-LB, por ejemplo, están considerando implementar una sanción anunciada desde hace mucho tiempo sobre los contenedores de importación que no se sacan rápidamente de los patios de contenedores.

Dado que muchos minoristas importan productos de temporada alta en forma temprana para adelantarse a posibles retrasos como el año pasado, el espacio de almacenamiento también es escaso en muchos lugares.

Al mismo tiempo, el hecho de que los consumidores se alejen de artículos caros para el hogar, como muebles y electrodomésticos, está generando un exceso de inventario para algunos tipos de bienes. Esta tendencia es otro factor que obstruye los centros de almacenamiento y amenaza con encarecer el costro de los contenedores entrantes en los puertos si los volúmenes de importación aumentan.

Negociaciones con la ILWU

Por otra parte, las negociaciones laborales entre la Unión Internacional de Estibadores y Almacenes (ILWU) y la Asociación Marítima del Pacífico (PMA) iniciadas el 10 de mayo y que determinarán los contratos de 22.000 estibadores y trabajadores de centro de almacenamiento portuario, se desarrollan en un marco en el que los problemas de la cadena de suministro han hecho caer a LA-LB a las dos últimas posiciones del índice de desempeño de puertos de contenedores de 370 miembros del Banco Mundial y S&P Global Market Intelligence, el cual fue publicado el miércoles.

Aunque la situación ha mejorado, nuevos estancamientos económicos amenazan sesta incipiente recuperación. A medida que China alivia sus bloqueos y salen más productos hacia los EE. UU. antes de la temporada navideña, el efecto dominó del aumento de las recaladas (consecuencia de la flexibilización de los bloqueos en Shangháí y de la temporada alta propiamente tal) aún está lejos de alcanzar su punto máximo en los puertos de la USWC.