fbpx

BUQUES OMITIENDO PUERTOS

Las líneas navieras se están viendo obligadas a saltarse recaladas en un número cada vez mayor de puertos para mantener sus buques dentro de los plazos previstos o, en el mejor de los casos, limitar los retrasos.

Omitir puertos se ha convertido en la mejor manera para que las líneas navieras puedan reducir los retrasos, pero tiene consecuencias importantes para los clientes que envían a través de estos puertos y para las líneas navieras que podrían tener que organizar transbordos.

Las múltiples omisiones portuarias hacen muy difícil medir la fiabilidad de los servicios de línea. Las líneas navieras también intentan cubrir las lagunas en el calendario organizando navegaciones extras.